Aprendizaje invisible – Internet como herramienta de aprendizaje

El internet es definitivamente una herramienta de aprendizaje con amplio potencial y sin lugar a duda esto cada vez será más patente. En el prólogo de “Aprendizaje Invisible. Hacia una nueva ecología de la educación” los autores Cobo y Moravec sugieren, que aunque con gran potencial, el internet como herramienta de aprendizaje es aún visto con recelo y duda. En mi opinión, si este mismo libro fuese escrito y publicado en este año versus en el 2011 el pronóstico sería mucho más positivo.

Consideremos que: El internet en sí lleva existiendo desde la década de  1960 (aunque se popularizó en los ‘90 y su uso en EE.UU. y otros países desarrollados se generalizó en el 2000). En contraste la televisión ha existido desde la década de 1920 (pero se popularizó y generalizó a partir de los ‘50). Los libros (registros portátiles escritos en papiro, seda, y arcilla entre otros), existen de una u otra manera desde hace 2000 años y a grandes rasgos su uso se popularizó y alcanzó mayor difusión a partir de 1800. Si tomamos estas cifras en cuenta es más que obvio entender las razones por las cuales las instituciones educativas tradicionales prefieren los libros sobre la TV y la TV sobre el internet. Disponibilidad. Pero eso no significa nada si comparamos la evolución de cada medio y el alcance que cada uno de estos medios tiene al presente. (Y ni hablemos de la radio que se ha adaptado tan bien a las nuevas tecnologías que hoy día uno puede escuchar clases de todo tipo transmitidas por radio al otro lado de mundo en línea y gratuitamente.)

Partiendo de la declaración que Cobo y Moravec citan “Toda la televisión es televisión educativa. La pregunta es: ¿qué es lo que enseña?” uno puede deducir que todos los libros son libros educativos, y que todo el internet es internet educativo. Ya que los tres son medios de comunicación que al interactuar con ellos nos aportan algo de información (valiosa o no). De hecho, si vamos a generalizar esta deducción… TODO es educativo y la pregunta es ¿qué nos enseña?

Los autores mencionan que la falta de recepción favorable del internet como herramienta educativa se debe al súper amplio espectro de información disponible en la red y la falta de control sobre ella. Esta preocupación por parte de los educadores seguramente incluye el factor interacción que hacer uso del internet conlleva. Aunque la información disponible, pueda o no ser confiable, en mi opinión, cuando de estudiantes pequeños (o inmaduros) se trata el mayor riesgo no es tanto el tipo de información (que seamos sinceros, si no se busca, no se encuentra) sino el tipo de predadores que existen en la red. Este factor, el factor humano al otro lado del blog, sitio web, red social, etc., no existe en los libros, la radio, ni en la TV. (No de la misma forma y mucho menos con el mismo alcance.) Sinceramente hablando, sin la guía de un educador concienzudo y genuinamente interesado en el bienestar del estudiante tanto los libros, como la radio, como la TV, como el internet pueden causar estragos en la educación (ya no digamos existencia) de una persona.

Por otro lado, si los estudiantes ya están haciendo uso continuo del internet para su día a día entonces no aprovecharle como herramienta de aprendizaje sería un desperdicio total. Lo que es más, aun si las instituciones no abrazan este concepto los estudiantes lo harán por sí solos. La disponibilidad lo es todo, hoy día con los teléfonos inteligentes cualquier duda es rápidamente resuelta mediante una rápida búsqueda en el internet. Es lo más común y natural, sobretodo en estudiantes que se ha fomentado el hábito de investigación, autonomía, y libertad responsable (herramientas esenciales, no sólo como estudiantes sino como básica existencia del ser humano, si me lo preguntan).

La buena noticia es que hoy día es mucho más común ver instituciones educativas creando clases con educación mixta (tradicional y en línea) o simplemente dedicadas al aprendizaje en línea. Un excelente ejemplo sería Coursera que recopila clases en línea de universidades alrededor del mundo para su estudio en línea por quien quiera, otro ejemplo sería about.com que sin ser una institución educativa ofrece información experta y avalada sobre sinfín de temas tanto prácticos como educativos. Ya ni hablemos de la Wikipedia, la extensa cantidad de museos y bibliotecas en línea, organizaciones gubernamentales y no gubernamentales en línea, bases de datos y registros oficiales y no oficiales, así como todas las herramientas disponibles para el enriquecimiento de quien así lo desee.

Tomando en consideración la dimensión y extensión del internet en la actualidad, y lo que éste seguramente continuará creciendo y evolucionado, creo que no es ni siquiera adecuado cuestionar si el internet es o no una posible herramienta de aprendizaje. Como todo en la vida, cada individuo debe ser selectivo en cuanto a qué recursos utilizar para alimentar su mente, su espíritu, y hasta su cuerpo. Como educador creo que lo esencial es dar a los estudiantes las herramientas de discernimiento, responsabilidad, y confianza para que aprovechen al máximo cualquier medio de aprendizaje disponible al momento ya sea una interacción con otra persona, un libro, acceso a la radio, a la televisión, o al internet.

 

Fuentes:

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s